Chorrera

1566

Català: Chorrera
Castellano: Chorrera
Francés:
Inglés: Chorrera
Holandés:
Alemán:

Origen: Al noreste de la Península Ibérica, en las regiones mediterráneas de habla catalana. Nace como consecuencia del cruce entre la primera paloma autóctona de corbata, la figurita, el papataxi o capuchina y rizada milanesa.

Aspecto general: Paloma de pequeño tamaño, con un peso entre los 250 a 320 gr. Postura erguida y vertical, andando de forma ligera y elegante, casi de puntillas, enseñando los singulares adornos que la caracterizan: en la parte delantera, el collar, la pechera y los pantalones. En la parte de atrás, la crin del cuello y las charreteras en la espalda.

Carácter: Muy tranquilo y dócil.

Variedades: Se admiten todos los colores, pero deben estar bien distribuidos y ser uniformes. No se aceptan plumas blancas intercaladas ni a la cola ni en las alas.

Defectos: Cuerpo grande o pesado. Cabeza demasiado grande o redonda. Pico corto tipo búho. Carúnculas nasales y borde ocular desarrollados. Crin y collar formando cresta por detrás del cuello. Pechera con división vertical y / o dirigida hacia los lados. Asimetría o poco desarrollo de los pantalones. Patas gruesas o fuertes. Rizos en todas las coberteras de las alas. Plumas demasiado grandes en las calzadas. Asimetría o poco desarrollo de las charreteras.

Valoración: Aspecto general. Cabeza. Tamaño. Volumen y forma del plumaje. Estructuras.

Anillado: Para los de patas sin plumas 7 mm, y para los calzados 8 mm.

Cabeza: Pequeña, de forma cuadrada, pero con los ángulos redondeados. Frente algo prominente y arremangado respecto al pico.

Pico: Corto y fino, en forma de punzón. No debe ser nunca ni demasiado corto ni demasiado grueso (pico de búho).

Carúncula nasal: Pequeña, fina y en forma de corazón.

Ojos: Proporcionalmente son grandes y vivos, de color naranja a rojo en los de plumas de color. En los blancos enteros también puede ser de color veza. En los blancos con escudo serán siempre de color veza.

Ribete ocular: Fino y estrecho. El color varía según el plumaje, pero nunca será llamativo ni desentonará con el color de la cabeza.

Cuello: Ancho, de longitud equilibrada, para mostrar una buena estructura de las plumas de esta zona y que, al mismo tiempo, quede completamente cubierto y adornado.

Pecho: Es una paloma ligera y pequeña. Parece ancho de pecho cuando tiene una buena longitud y estructura de las plumas. El pecho debe ser ligeramente vertical y plano, nunca ancho o redondeado.

Dorso: Ligeramente ancho y arqueado, prácticamente ocupado en su totalidad por dos grandes remolinos de plumas llamados charreteras, que contribuyen a darle un aspecto de mayor anchura.

Estructura:

· El collar: formado por plumas de la garganta invertidas y dirigidas hacia arriba. La zona donde se inicia este remolino marcará a los dos lados del cuello con dos líneas descendentes y simétricas, las cuales convergen en el centro y por debajo del pico.

· La pechera: la forman las plumas del pecho, divididas por una línea central y transversal (de hombro a hombro), en la que las plumas de la mitad superior están invertidas y dirigidas verticalmente de forma ordenada como una llama. Las de la mitad inferior, reinvertidas justamente al contrario, se dirigen hacia abajo y llegan hasta el comienzo de los pantalones. La zona donde nace este remolino siempre se ve por una línea entre los hombros, recta y paralela al suelo.

· La crin: son plumas largas y finas, que van desde la nuca hasta la espalda, peinadas hacia atrás y juntándose a la línea posterior del cuello. Estas plumas no deben formar nunca remolinos en la nuca como si fueran el inicio de una cresta.

· Los pantalones: formados por dos remolinos de plumas que surgen de las articulaciones de las rodillas, dirigiéndose hacia abajo y hacia los extremos, y originando dos bolas de plumón independientes y separadas que, al mirar la paloma de cara, cubrirán totalmente las patas hasta la articulación del tarso.

· Las charreteras: son otros dos remolinos de plumas situados a ambos lados de la espalda. Se forman por rizado y reinversión de las plumas de la zona clavicular, coberteras del ala a nivel de los hombros, y de las últimas plumas secundarias y primeras primarias. Son más apreciados cuanto más grandes y uniformes sean.

Alas: Fuertes, con plumas primarias largas y finas. Las últimas secundarias y las primeras primarias son ligeramente onduladas o rizadas, incluso las barbas que forman las plumas se presentan separadas o despuntadas en los extremos.

Cola: Ancha y formada por 12 plumas largas y finas. Se permite que las plumas exteriores de ambos lados se presenten un poco separadas y onduladas.

Patas: Cortas y finas. Lateralmente deben mostrar la zona del tarso. Mirando la paloma de cara quedarán tapadas por la estructura de los pantalones. Las patas pueden ser sin plumas o calzadas hasta el tarso, cubriendo parte de los dedos, pero dejando ver los extremos del mismo y sin sobrepasar las uñas. Nunca se extenderán hacia los lados.

Plumaje: Fino y sedoso. Apretado en la zona de las alas y muy suelto en la estructura de los remolinos. En las plumas de color, la zona de la crin y el collar será muy brillante. La pechera y los pantalones al mostrar la pluma invertida será más clara y sin brillo.