• Ojo de Fresa

Ull de Maduixa

Origen: Fue introducida en España durante la dominación árabe (Siglos VIII-XV) procedente de África. Durante muchos siglos fue una raza con muchos adeptos, conociéndose en España como “Flamenquilla” y en los países de habla catalana como “Ojo de fresa”, nombre que ha perdurado hasta nuestros días. Desde España fue llevada a otros países de Europa, conociéndose en Italia como “polacca di Spagna” y también como “polacca de la Duchessa Maria Amalia” (1795). En Francia fueron importados por Boitard y Corbie (1800), también, según Giachetti (1894) fueron llevados a la corte de Baviera, Viena y otros lugares. En España fue descrita por autores como Cavanilles (1799) y Rojas Clemente (1800)

Aptitudes: Vuelo: Aunque no es una paloma pesada, su estructura no le permite ser muy voladora. Carácter: Es una paloma muy cariñosa y tranquila, lo que le hace ser muy apreciada. Es una buena criadora.

Aspecto general: Paloma de apariencia media, compacta, fuerte y puesta en pie, aunque tiene las patas cortas y gruesas. Tiene la espalda y el pecho anchos. Las alas y cola también son anchas y más bien largas. La parte más característica es la cabeza, grande y cuadrada (en forma de dado), con pico corto y grueso y con los ribetes oculares muy desarrollados y de color rojo intenso (de fresa), formando dos ruedas a ambos lados de la cara, que hacen recordar un carrete, o la conocida estatua de “la Dama de Elche”.

Variedades de color: Negro, tabaco, rojo, amarillo y azul, ahumado, barrado y prieto. Estos colores pueden estar distribuidos en los siguientes patrones: Entero, aliblanc, coliblanc, aliblancs – coliblancs, aliblancs – coliblancs con pechera, blancos enteros y blancos con cola y / o alas de color. Los colores serán muy brillantes, con el característico aspecto de aceite. Debe tener reflejos intensos verdes y morados, incluso en las alas.

Variedades: Se admiten las siguientes combinaciones, que a su vez pueden darse simultáneamente: Con capirote o sin. Con venera o sin. Con patas enplumadas o desnudas. Puñalada o degollada. Esta variedad presenta una zona desplomada de color rojo intenso que va desde la base del pico hasta el pecho, dejando toda la parte delantera del cuello desnuda. Cuanto más extensa y roja sea la zona, más apreciada será. En esta variedad la cara interna de los muslos también será desnuda y por la parte externa la pluma apenas alcanzará los codos.

Defectos: Cuerpo grande y pesado. Pico grueso y / o largo. Carúnculas nasales y verrugas inferiores o demasiado desarrolladas. Ojos rojos o anaranjados. Ribete ocular pálido, poco desarrollado o flácido. Alas caídas por debajo de la cola. Patas largas y demasiado robustas. Plumaje con poca brillantez.

Juicio: Cabeza cuadrada. Ribetes oculares de color rojo intenso y bien desarrollados. Pico corto. Carúnculas nasales suaves. Ojo de perla. Cuerpo de tamaño medio, pero de aspecto compacto y fuerte. Patas cortas. Plumaje brillante y de aspecto aceitoso.

Recomendaciones:

Anilla: Sin plumas en las patas: 8 mm; Con plumas en las patas: 9 mm.

[/twocol_one]

Cabeza: Grande, corta y muy ancha, de aspecto cuadrado (de dado), pero redondeado por todos los lados. Pico corto y grueso, carúnculas nasales de un rosado enharinado poco evidentes al lado de los ribetes oculares, muy grandes y de un rojo muy vivo (de fresa). En los animales jóvenes y en las hembras, la frente forma un ligero ángulo con el pico, en los machos adultos, pero, a medida que las carúnculas nasales se van desarrollando, cubren esta zona dando un aspecto homogéneo y redondeado en la cabeza. La anchura de la cabeza debe ser la misma delante que detrás dando así el aspecto buscado de dado. En la parte trasera de la cabeza, a la altura entre la cabeza y el cuello, pueden tener un capirote ancho, corto y en forma de punta.

 

Pico: Corto, redondeado y grueso. Visto desde el frente debe ser estrecho y triangular. Ambas mandíbulas deben tener el mismo grosor y encajar perfectamente, sin salir la una respecto de la otra. El color del pico debe ser claro (de cuerno) en todos los plumajes, se aceptará que las palomas negras enteros y los blancos con alas y / o cola negros, tengan una pequeña línea negra siguiendo el culmen.

Carunculas nasales: Ligeramente salientes, triangulares, cortas y de color rosado. Por la parte de arriba cubren la mitad del pico y bajan por los lados hasta las boquillas. La textura será uniforme y ligeramente granulada, casi lisa, sin grandes que sobresalgan ni grietas. En la parte inferior del pico tienen 3 verrugas, una a cada lado, cerca de las boquillas y una en el centro. Son pequeñas y de color rojo intenso. A medida que la paloma se va haciendo viejo se van juntando, dado que la piel que hay entre ellas y las boquillas va creciendo, llegando a formar toda una banda roja, por debajo del pico, que se une a los extremos de las carúnculas nasales.

Ojos: Grandes y vivos, situados casi en el centro de la cabeza. Serán blancos (“de perla”) en todas las plumas y variedades. Incluido en los blancos enteros y en los blancos con cola y / o alas de color.

Ribete Ocular: Es, sin duda, la característica principal de la raza y la que le ha dado nombre. Los ribetes deben ser gruesos y sobresalientes, de textura muy firme y de color rojo granate intenso, “de fresa”. Están formados por 2 o 3 anillos concéntricos que van aumentando de tamaño y anchura desde el centro hacia los bordes. Deben formar unas circunferencias completas, con pequeñas grietas o arrugas, pero deben ser homogéneas y del mismo grosor en todas partes. En los machos adultos, a partir de los 2 ó 3 años, sobresaldrán por encima de la cabeza, incluso tendiendo a juntarse entre ellos, pues parte de la pluma de los bordes de los ribetes va siendo sustituida por piel gruesa y roja, dando la apariencia de mayor unión entre ambos junquillos. Vistos de frente, los ribetes oculares, llegan a tocar o incluso a sobrepasar las carúnculas nasales, las verrugas y las boquillas.

Cuello: Ancho y corto. Con pluma abundante y muy brillante. Por la parte delantera tiene una curvatura pronunciada que se acentúa al llegar al pecho. Por detrás, el cuello tiene la curvatura más suave, al llegar a la espalda, la pluma es más larga, suelta y abundante, formando una melena. Pueden tener “venera” (pequeño remolino de plumas situadas en la parte delantera ya medio cuello, que recuerdan una corbata). También se encuentran ejemplares con el cuello desnudo que se conocen bajo el nombre de apuñalados. En estos ejemplares las plumas de la parte delantera del cuello, correspondientes a la zona de la venera, han sido sustituidas por piel gruesa y de color rojo intenso.

Pecho: Ancho y redondeado, ligeramente arqueado. Formará unos 45 º respecto al suelo.

Dorso: También es ancho y fuerte, prominente entre los hombros se va arqueando hasta llegar a las patas pero manteniendo la anchura, lo que hace que las patas se mantengan un poco separadas. El obispillo también es amplio y con pluma abundante.

Alas: Fuertes, anchos y bien ceñidas. Son largas llegando hasta el final de la cola, donde descansan ligeramente.

Cola: Esta formada por doce plumas anchas y largas. Es frecuente y está admitido que tengan una pluma de color blanco.

Patas: Son cortas y gruesas, con los dedos también cortos y gruesos. Pueden ser desnudas o emplumadas, pero en este caso, lo serán sólo hasta los dedos, dejando ver las puntas y las uñas.

Plumaje: ceñido en las alas y más suelto en el cuello y pecho.